3 Ejercicios Activa La Mente

El cerebro es un músculo y por lo tanto se puede entrenar para obtener mejor rendimiento de su parte. Una de las mejores formas de lograr esto es a través del aprendizaje de algo nuevo, por ejemplo, un idioma es una excelente alternativa, aunque no es para todos. También lo puede ser aprender un baile nuevo, a tejer o cualquier otra manualidad pueda usarse para activar tu mente con facilidad. Aquí te comparto 3 Ejercicios Activa La Mente.

Ejercicios Activa La Mente

Leer

Este es un ejercicio que no solo activa la mente, además mejora tu respuesta y aprendes cosas nuevas en el camino que pueden ayudarte a estimular tu creatividad, imaginación, habilidades verbales y vocabulario. Toma el hábito siempre de leer al menos un periódico, ojear una revista o un libro que sea de tu interés para ayudarte a fijar conceptos y de paso mantener la mente ocupada en pensamientos ajenos a la realidad que muchas veces puede resultar estresante.

Cuando estamos estresados no pensamos con claridad y sufre mucho nuestra atención no pudiendo concentrarnos en lo que realmente nos interesa. Una medida que podemos tomar para que este problema no afecte nuestra vida es practicando meditación, yoga y otras prácticas como el Tai Chi.

Resuelve acertijos

Desde lo más básico a lo más complejo, estoy hablando de las clásicas adivinanzas hasta algo tan simple como jugar “Donde está Wally”. Es una excelente forma de pasar las horas concentrado en una tarea específica activando la mente, forzándola a recordar los conocimientos necesarios para resolver el acertijo.

También te puede interesar  10 Alimentos para Mejorar La Memoria

Otro gran acertijo son los crucigramas que mucha gente toma como pasatiempo y los realizan en compañía de sus parejas, familiares o amigos.

Activa y entrena tu memoria olfativa

Realiza el siguiente ejercicio, crea una lista con el nombre de diez autores, deportista o directores de cine que desconozcas, siéntete libre de usar Internet para esto. Una vez que tengas la lista creada obsérvala por un espacio de dos minutos, pero todo esto mientras aspiras una fragancia que bien puede ser tu perfume favorito.

El perfume lo puede colocar bajo tu nariz o rociar un pañuelo con el líquido, luego de cinco minutos trata de recordar los nombres de la lista oliendo de nuevo la fragancia. Con esto logramos vincular nuestra memoria olfativa con la visual fortaleciendo nuestra memoria a largo plazo.

Es un ejercicio muy sencillo que puedes realizar en cualquier momento, al día siguiente puedes hacer lo mismo, pero con una nueva fragancia, de esta forma tu mente se entrenará para identificar objetos solo por el olor evocando recuerdos e información de forma rápida creando nuevos vínculos dentro de las funciones cogniti

Deja Tu Comentario