5 Actividades Para Reforzar La Memoria

Existen muchas actividades para reforzar la memoria que puedes realizar sin que conlleve mucho esfuerzo de tu parte, estas son algunas de las comunes.

Nombrar los objetos de una habitación

Cuando entres a una habitación realiza una observación de los objetos presentes poniendo atención en cada uno de ellos por separado, luego cierra los ojos para que puedas recordarlos y evocarlos nombrándolos uno a uno.

También lo puedes hacer en determinados momentos del día, por ejemplo, cuando ponen la mesa, al elegir que materiales llevas en tu maleta de viaje, mochila o portafolio de trabajo.

Este es un mundo tridimensional así que la información visual desempeña un gran papel en nuestra vida diaria, si deseas ejercitar esta función cognitiva puedes intentar además de recordar los objetos, sus ubicaciones. Tras dos horas realiza lo mismo forzando a tu memoria y entrenando a tu cerebro a buscar siempre en los alrededores para desarrollar la memoria espacial.

Videojuegos

Aunque muchos opinan que los videojuegos son dañinos es reconocido por todos que sin volvernos adictos a estos pueden ayudar a desarrollar cosas como la estrategia, memoria, rapidez mental y más.

Emplea el tacto

Es cierto que dependemos más de la vista, pero usando únicamente el sentido del tacto en determinadas situaciones se incrementa la actividad cerebral en ciertas áreas que se encargan de procesar la información de este sentido. Una buena actividad es la de colocar varias monedas en tu bolsillo y llevarlas siempre contigo tratando de identificarlas únicamente por el tacto.

También te puede interesar  5 Tips Para Trabajar Memoria

Duerme al menos 8 horas al día

Con solo reducir algunas horas de lo recomendado se puede afectar la creatividad, la memoria y las habilidades cognitivas, por lo tanto, dormir es un aspecto crítico para la memoria. Estudios científicos han demostrado que durante la fase de sueño es cuando se forman memorias incrementándose la misma en este periodo.

Olor y acción

Vincula un olor con una tarea específica, por ejemplo, si debes limpiar la casa asocia esto con cierto olor, para estudiar puedes usar un perfume característico o realizar otras actividades como masticar goma de mascar o usar hierbas aromáticas, de esta forma podrás recordar mejor lo estudiado.

A diferencia de otros sentidos, la nariz pasa directamente al cerebro sin filtrarse por lo tanto se considera una excelente herramienta para memorizar. Por regla general, cualquier detalle que te ayude a reconstruir el contexto te hará reforzar el recuerdo lo que se conoce como “memoria dependiente del contexto”.

Deja Tu Comentario