6 Ejercicios Para Trabajar La Memoria En Niños

Los ejercicios para trabajar la memoria en niños son una forma didáctica y amena de ejercitar a nuestros pequeños para que desarrollen mejores respuestas ante situaciones determinadas, después de todo es del cerebro de donde parten las ideas y la imaginación.

trabajar la memoria en niños

Relato del día

Una vez concluido el día y cuando sea la hora de acostar al niño puedes pedirle que te relate como fue su día llamando su atención en los detalles, de esta forma tendrá que forzar la memoria y visualizar tratando de recordar cada aspecto de su jornada.

Rompecabezas

Existen en tamaños pequeños, aunque mis preferidos son los maxipuzzles, rompecabezas de gran tamaño que le harán al niño desarrollar la memoria y la atención poniendo atención a los pequeños detalles de cada pieza. Revisa siempre que el juego esté dentro del rango de edad del niño, por lo general esta es una indicación que aparece en el lateral de la caja.

Ajedrez

Es un juego que cuenta con cientos de años de existencia y están más que probados los beneficios que aporta a la persona. Ideal para trabajar la memoria ya que el niño debe recordar las reglas del juego, así como las jugadas anteriores que pueden usarse para llevarse la victoria.

Adivinanzas, poesías y trabalenguas

Una forma de estimular la memoria auditiva del chico es mediante el uso de trabalenguas, poesías y adivinanzas, así forzamos a la mente a retener elementos. Para lograr esto puedes hacer muchas cosas entretenidas con el niño, por ejemplo, realizar concursos de trabalenguas en casa, comprar un buen libro de cuentos de rimas y más.

También te puede interesar  Tipos de Memoria en Psicología

Desde pequeños los niños son amantes a los cuentos, por una parte, es vital que en esta etapa les ayudemos a desarrollar su imaginación, pero también sirven para el propósito de ejercitarles la memoria. Ellos siempre te pedirán que le repitas la historia una y otra vez hasta aprendérselos de memoria, entonces puedes equivocarte en algunos detalles buscando que ellos te rectifiquen.

Usar recordatorios visuales de sus tareas

Los recordatorios visuales pueden ser en forma de fotos, imágenes y dibujos, por ejemplo, puedes tomar fotografías de tu hijo cepillándose los dientes, comiendo sus verduras o bañándose, de esta forma le puedes ayudar a recordar la secuencia de tareas que él debe cumplir diariamente para mejorar su memoria de trabajo.

Números y secuencias

Escribe una secuencia numérica corta con una separación entre dígitos para que el niño no se confunda, luego se la muestras por un minuto y se la retiras de la vista. Tras esto el niño tendrá que recordar lo más que pueda de la secuencia y luego puedes repetir lo mismo con letras.

Deja Tu Comentario