Ejercicio De Memoria Y Concentración

Cuando recuerdas información superflua pero no logras retener lo realmente importante es porque no estás prestando toda tu atención pues por regla general, tendemos a prestar atención sólo a lo que nos interesa.

Ejercicio De Memoria Y Concentración

Por ejemplo, cuando tu equipo de fútbol favorito gana la copa mundial esto es probable que lo recuerdes incluso si pasan años desde ese evento, sin embargo, el día que dieron una lección importante en la universidad con un contenido que va a examen no lograste recordar estos datos.

De esto también podemos sacar la siguiente conclusión, solo lo que nos interesa llama nuestra concentración y mientras más concentrados estemos mayor va a ser la memorización de los datos que estemos manejando en ese momento, por lo tanto, mientras más concentración más amplios serán tus niveles de memoria.

Con el siguiente ejercicio se busca dirigir nuestra concentración de forma que puedas crear un hábito de esto con la repetición de esta actividad. Vas a necesitar un libro o una revista, trata que sea algo de tu interés para que te sea más sencillo concentrarte.

Elige un párrafo al azar de la lectura y de este las dos primeras frases, tras esto busca un cronómetro que bien puede ser el que trae por defecto tu Smartphone y en un ambiente lejos de distracciones lee en voz alta las frases seleccionadas concentrándote en la tarea.

Establece diez minutos en el cronómetro y aleja de tu vista el párrafo seleccionado, cierra tus ojos y trata de recordar todas las cosas que realizaste el día anterior desde el momento en el que te levantaste hasta la hora de dormir prestando especial atención a los detalles como olores, sonidos, el tacto de objetos o personas, etc.

También te puede interesar  Ejercicios para Tener Memoria Fotográfica

Pasados estos diez minutos pon otros diez solo que esta vez vas a tratar de recordar el material leído poniendo también atención a los detalles, o sea, la información tratada, las palabras, los acentos, las mayúsculas, comas, espacios, todo lo que se relacione con el contenido que leíste.

Esta actividad debes repetirla todos los días y paulatinamente ir aumentando la cantidad de frases que debes aprenderte, si empezaste con dos luego inténtalo con tres, cuatro y así sucesivamente. Lo mismo sucede con los recuerdos del día anterior, trata de recordar los que hiciste dos días antes o algún suceso pasado ocurrido hace mucho tiempo.

Con este ejercicio de memoria y concentración podrás mejorar estas dos herramientas y tener mayor desempeño en tu día a día.

Deja Tu Comentario