Cómo Mejorar la Memoria a Largo Plazo

La memoria a largo plazo es el almacenamiento continuo de información inconsciente y consciente. Existe más allá de tu conciencia, pero puede ser enfocada según sea necesario.

Este tipo de memoria puede durar días o décadas. Se crea a partir de memorias a corto plazo que se repiten y reconectan varias veces.

Podemos dividir las memorias a largo plazo en dos categorías:

  • Memoria declarativa reside en tu mente consciente. Puede ser episódica (tal como tu primer día de escuela) o semántica (tal como las capitales del mundo) y requiere tu esfuerzo consciente para recordar.
  • Memoria procedimental es una respuesta en gran medida inconsciente o automática a tu entorno, como por ejemplo, montar en bicicleta o tocar el piano. Puedes recordar la memoria procesal sin pensar conscientemente en ella.

En este artículo, analizaremos las causas de la pérdida de memoria a largo plazo y cómo puedes mejorarla activamente mediante juegos cerebrales, suplementos de memoria y cambios simples en el estilo de vida.

¿Qué causa la pérdida de memoria a largo plazo?

Los recuerdos a largo plazo se desvanecen naturalmente a medida que envejece – esto es completamente normal. En general, el efecto se ve exacerbado por el estrés y la enfermedad, por lo que vale la pena crear un estilo de vida saludable, estrés bajo y mantener tu sistema inmunológico fuerte para defenderse de la enfermedad.

Sin embargo, la pérdida grave de memoria a largo plazo puede ser causada por una lesión cerebral, por ejemplo como resultado de un accidente automovilístico. Es posible que tengas problemas para procesar y almacenar nueva información, lo que dificulta la creación de nuevas memorias a largo plazo. O puede que tengas dificultad para recordar ciertos gustos, olores y sonidos, dependiendo de qué parte del cerebro haya sido afectada.

También te puede interesar  ¿Qué es la Memoria Sensorial?

Otras causas de pérdida de memoria grave son las enfermedades neurodegenerativas – incluyendo la enfermedad de Alzheimer, demencia, enfermedad de Huntington, esclerosis múltiple y enfermedad de Parkinson.

Cómo mejorar tu memoria a largo plazo

He aquí algunas maneras poderosas de mejorar tu memoria a largo plazo:

Ejercita tu cuerpo – La investigación ha encontrado una clara conexión que el ejercicio no sólo mantiene al cuerpo en forma y fuerte, sino que reduce las probabilidades de desarrollar demencia. Esto se debe a que mejora la función de su sistema cardiovascular – mantiene el corazón bombeando oxígeno fresco al cerebro. También ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre (esencial para los diabéticos que se enfrentan a la pérdida de memoria) que afectan el tamaño del hipocampo, parte del cerebro que es fundamental para la memoria.

Ejercita tu cerebro – Otro estudio ha encontrado que las personas de la tercera edad que hacen crucigramas, rompecabezas, leen, escriben y juegan juegos de cartas retrasaron el inicio de la demencia. Se recomienda hacer este tipo de ejercicio mental dos veces al día para ayudar a prevenir el estancamiento de tus poderes mentales.

Dormir Bien – ¿Ha notado alguna vez cómo los bebés duermen mucho más que los adultos? Eso es porque sus cerebros se están desarrollando rápidamente, permitiendo que sus conexiones neuronales sean remodeladas durante el sueño. Así que si usted está privado de sueño, también está privando a su cerebro del trabajo de remodelación esencial y consolidación de la memoria.

Evita el estrés – Cuando estás estresado, el cerebro libera un químico llamado cortisol que afecta negativamente tu memoria y otras funciones cerebrales. Así que si tu estás frecuentemente estresado, te resultará difícil recordar recuerdos a largo plazo – tendrás esa sensación de que tu mente se ha quedado en blanco – aún cuando la respuesta sea obvia. El cortisol también desvía la glucosa en la sangre hacia los músculos y fuera del cerebro, por lo que el hipocampo vuelve a estar privado de oxígeno.

También te puede interesar  Memoria a Corto Plazo con Ejemplos

Come Bien – A veces la pérdida de memoria se puede atribuir a una deficiencia nutricional en la dieta. Los expertos recomiendan consumir alimentos más ricos en nutrientes o suplementos vitamínicos específicos para mejorar la memoria. Esto proporciona al cerebro todos los nutrientes que necesita para funcionar correctamente, incluyendo la forma en que forja y recupera recuerdos.

Concéntrate más – No permitas que tu cerebro se pudra al dejar que la información y las oportunidades te invadan. Interésate en la tarea que tienes entre manos y dale toda tu atención. Si no tienes un reto mental en tu trabajo, encuentra nuevas maneras de estimular tu cerebro tomando un pasatiempo o aprendiendo una nueva habilidad. Es esencial que tu cerebro participe activamente en tareas desafiantes todos los días.

Reproducir nuevas memorias – Si estás estudiando para un examen, revisa todos tus datos varias veces a diferentes intervalos para consolidarlos en tu memoria a largo plazo. Por ejemplo, dedica unos minutos a revisar tus datos unos 10 minutos después de la lección inicial. Esto lo mantendrá fresco durante unas 24 horas. Repásalo al día siguiente. Y otra vez después de una semana. Y finalmente repasamos de nuevo después de un mes. Para este tiempo se necesitará poco esfuerzo para recordar la información de tu memoria a largo plazo.

Deja Tu Comentario