Pérdida de Memoria por Estrés

El trabajo intenso, las relaciones tóxicas, las tareas diarias y los problemas familiares son factores que afectan nuestros niveles de estrés. El estrés puede ser particularmente perjudicial para la salud, sin que te des cuenta.

Por ejemplo, investigadores de la Universidad de Neurociencias en Ohio, EUA, han revelado que el estrés puede causar pérdida de memoria e impactar seriamente la memoria a corto plazo de los individuos. Para llegar a esta conclusión, los científicos realizaron pruebas en ratones.

Primero, instalaron un ratón en un pequeño laberinto y le dejaron buscar la salida. Repitieron la operación varias veces para que el ratón supiera la salida de memoria. Luego pusieron el ratón de nuevo en el laberinto pero esta vez introdujeron otro ratón que fue entrenado para ser agresivo y dominante. El propósito de esto era estresar al otro ratón.

Cuando se expuso por primera vez a la presión del segundo ratón, el primero no tuvo dificultad para encontrar la salida. Pero cuanto más frecuentes eran las visitas del segundo ratón, más difícil era para el primer ratón encontrar la salida. Tanto que terminó olvidándose de él y parecía atrapada.

Consecuencias a largo plazo.

Además de este trabajo empírico, los investigadores también realizaron pruebas en el cerebro del primer ratón. Se dieron cuenta de que la presión y el estrés ejercido por el segundo ratón tuvieron un impacto considerable en su cerebro.

La inflamación se notaba en el cerebro del ratón estresado: ante la presión, el sistema inmune del ratón producía macrófagos (células producidas por el sistema inmunológico donde hay inflamación) en su hipocampo (parte del cerebro que controla la memoria y las emociones).

También te puede interesar  Ejercicios para Mejorar la Memoria en Niños de Primaria

Peor aún, durante las cuatro semanas siguientes a las pruebas, el ratón escapó de las interacciones sociales y tuvo todos los síntomas de depresión.

En respuesta a esta reacción, los investigadores le administraron medicamentos para tratar su inflamación cerebral. A pesar de la desaparición de la inflamación, los macrófagos y el retorno de su memoria, sus síntomas depresivos persistieron.

Todo depende del tiempo a la exposición de fuente de estrés.

Sin embargo, los investigadores encontraron que estas consecuencias se debían únicamente al estrés crónico, es decir, presión constante y repetida durante un período de tiempo bastante largo.

En su opinión, un episodio de estrés ocasional no tendría tal impacto. Esto significa que las situaciones estresantes a largo plazo pueden llevar a la pérdida de memoria. Por lo tanto, es importante intervenir rápidamente para no quedar atrapado en el estrés y reducir así su impacto sobre la salud.

Deja Tu Comentario